Diagnóstico
usuario anónimo


El Alzheimer no es una enfermedad de fácil diagnóstico y, en un primer momento, este se hace por eliminación realizando múltiples pruebas.

En primer lugar, hay que acudir al médico de familia para exponer los signos que se van presentando, tras realizar una historia clínica en la que se tienen en cuenta tanto los factores patológicos personales como los familiares nos remitirá el especialista (neurólogo).





El neurólogo tendrá que asegurarse de que los síntomas corresponden a una demencia para lo cual realizará una serie de pruebas neuropsicológicas, el examen físico y de la exploración neurológica, además en los casos en que su criterio lo determine podrá realizar más pruebas complementarias tales como: TAC, RM, SPECT, PET.


Hay tres posibilidades de diagnóstico:

 * Posible: síntomas clínicos y deterioro de dos o más funciones cognitivas.
 * Probable: al igual que en el diagnóstico de Posible deben existir alteraciones de dos o más funciones cognitivas y síntomas clínicos. A diferencia del anterior no debe existir una segunda enfermedad que sea la causa de la demencia
 * Seguro: se podrá asegurar que el paciente tiene definitivamente la EA si su cerebro muestra placas neuríticas y ovillos neurofibrilares. Sólo puede hacerse mediante autopsia.

 

Política de privacidad   -   Aviso legal   -   Versión imprimible