Sintomas
usuario anónimo

Antes de recibir el diagnóstico, el enfermo y/o la familia perciben una serie de trastornos o rarezas que suelen ser, en la mayoría de las ocasiones , el motivo de la primera consulta médica. Estas suelen ser del tipo de:

•    Cambios de carácter y de humor sin causa aparente.
•    Torpeza.
•    Falta de precisión para la realización de actividades cotidianas.
•    Aturdimiento y falta de nitidez en las percepciones.
•    Errores de repetición.
•    Sentimientos inespecíficos de pérdida.
•    Intento de disimular las perdidas.
•    Desgana para el autocuidado personal.
•    Autoestima disminuida y tristeza.

Existen los llamados signos de alerta que pueden haber sido observados por el propio paciente, por la familia, por la cuidadora habitual o por un profesional sociosanitario, estos síntomas deben ser motivo suficiente para acudir a consulta. A continuación los enumeramos:

•    Perdidas de memoria que afectan a las capacidades de trabajo.
•    Dificultades para realizar tareas familiares.
•    Problemas de lenguaje.
•    Desorientación en tiempo y espacio.
•    Pobreza de juicio.
•    Problemas de pensamiento abstracto.
•    Perdidas de cosas y ubicación en lugares incorrectos.
•    Cambios en el humor y en la conducta.
•    Cambios en la personalidad, pérdida de iniciativa.

Debemos observar si:

•    Tiene dificultad para recordar el nombre de cosas
•    Le cuesta tomar decisiones
•    Afrontar situaciones nuevas
•    Sabe donde se encuentra, se ha perdido alguna vez
•    Se maneja bien con dinero sin ayuda
•    Puede realizar las mismas tareas domesticas laborales y sociales de la vida diaria sin ayuda
•    Está triste, sin interés o malhumorado, nervioso o con problemas de sueño
•    Puede caminar, lavarse, vestirse o alimentarse

Política de privacidad   -   Aviso legal   -   Versión imprimible